PLAGIO. Esa arma de cobardes y pseudoprofesionales

Por Èlia Guardiola | Marketing de Contenidos

Ago 17

Llevo cuatro meses sin publicar por falta de tiempo. Siempre la misma historia chicos, y no sabéis qué mal me sabe porque no es por falta de ganas, al contrario, me apetece un montón poder aportar contenidos que os (nos) resulten interesantes. De hecho tengo 2 artículos en este blog a medias y no logro robar tiempo al propio tiempo 😉 Pero anoche me ocurrió algo que me ha empujado a hacer de mi blog, un canal de distribución, no solo de contenidos sobre Marketing Emocional, Storytelling, Branding y Marketing Experiencial, sino un espacio donde poder contar, sin tapujos, malas prácticas en el Marketing Digital. Y mira, de EXPERIENCIAS va la cosa hoy, pero no muy gratas, lamentablemente.

Los que me conocéis os preguntaréis, “¿y por qué no suelta una pataleta de las suyas en Facebook abriendo la Caja de Pandora?” Pues porque si bien es cierto que por un motivo u otro esas publicaciones tienen repercusión, al final quedan en el olvido. Y me he cansado, sinceramente, de soltar pataletas que para mi tienen su razón de ser, y por supuesto las argumento, y que a pesar de ello solo sirvan para un momento de desconexión mío y de quienes me leen en ese momento. Como mucho, esa publicación se extenderá dos o tres días, haciendo partícipes a cuantos hayan querido participar, que para eso mis publicaciones son públicas el 99,9%.

De hecho es un gustazo hacerlo, para qué engañarnos, porque se abren debates más que interesantes y con tantas aportaciones y puntos de vista diferentes, que salimos de esas publicaciones enriquecidos todos. Pero ahí muere todo, o queda, mejor dicho, en el letargo.

No hay #redessociales mejores o peores, sino usuarios que hacen un mejor o peor uso de ellas - Tuitéalo

Powered by Vcgs-Toolbox

Pero no me voy a entretener más y voy al lío, que este elemento del que os hablaré, me dejó sin cenar esta anoche. Si me lees, no te preocupes, que esta mañana voy a desayunar 300 gramos de chocolate a tu salud, por aquello de compensar. No has logrado, ni lograrás jamás muy a tu pesar, quitarme el sueño. Por un motivo u otro me he hecho inmune a los plagios de mis reflexiones personales, de algunas fotos de atardeceres y de mis artículos, que aunque son pocos los que he escrito hasta la fecha, oiga, se ve que gustan lo suficiente como para hacer copy-paste y olvidarse de escribir la fuente. Ña, ña, ñaaaaaa…

Miércoles 17 de agosto, 22h. Me disponía a ir a cenar, os lo prometo. Pero muuuuuuy de vez en cuando, me da por entrar en un par de hashtags en Facebook y hacer búsqueda de contenidos. Todo viene a raíz de un día que lo hice dando formación sobre Redes Sociales, para mostrar la posibilidad de encontrar contenidos y también la utilidad de los hashtag. Pero cuál fue mi sorpresa ese día dando clase, que buscando #mireflexionpersonal me encontré como 15 reflexiones mías plagiadas de las formas más surrealistas. Hasta encontré una que había puesto su firma encima de la mía, que además se veía!!! Más cutre imposible.

Uso de las redes sociales

Para el caso, que eso son historias para otro día, hoy me ha dado la venada de hacer de nuevo dicha búsqueda. El escarmiento de ese día dio resultado. Tonta sí, pero lerda ya no, y solo cuando hay confianza 😉 ¡¡¡¡Oooooohhhh!!!! ¡¡¡¡¡SORPRESAAAAAAAA!!!!! Otro plagio de lo más descarado, vulgar, insulso, soez, insultante, de amateur del plagio, de novato del copy-paste, de alumno de algún Máster del Universo en Pseudoprofesionalidad…

El Sr. Santiago Maldonado Martín (aunque lo de Sr. es por puro formalismo y porque suelo ser políticamente correcta), aquí su Facebook, que por cierto teníamos 321 amigos en común (AVISO A NAVEGANTES!!!)  >>>  

>>> https://www.facebook.com/santiago.maldonadomartin.7?fref=ts tuvo la santa cara dura de, no solo hacer copy-paste de una reflexión mía personal (evidentemente sin mi nombre), sino que puso, para hacer del plagio algo digno de ver, los mismos hashtags que puse yo en mi publicación, es decir, la original.

entes Brillantes Elia Guardiola

Ya me perdonaréis que vaya publicando reflexiones personales mías, pero es que me vienen al dedito algunas de ellas para transmitir un poquito más lo que quiero decir y apoyar mis palabras que, os garantizo, no son desde el enfado. Como dije, lamentablemente me he hecho inmune al plagio. Y la mejor forma de tomármelo, es con el mejor de los sarcasmos. Y creedme que estoy siendo comedida. Los que me conocéis bien lo sabéis.

LA HISTORIA DE UN PLAGIADOR.

Os cuento cómo fue la trágica muerte de nuestra intensa amistad, con quien jamás de los jamases había hablado. Ooohhhh mundo crueeeel… aunque en realidad era la crónica de una muerte anunciada 😉

Una vez vi que el Míster me había plagiado, le puse un comentario diciéndole públicamente que me había plagiado la reflexión y que tenía mucha cara dura. Uix, ¡¡esperad!! Se me ocurre algo mejor. Voy a poner PASOS PERFECTOS PARA SER UN SÚPER PLAGIADOR. Ains, adoro la improvisación. 😛

  1. Una vez leas en Facebook el comentario de la autora del contenido que has plagiado en tu publicación, rápidamente elimínalo. No vaya a ser que las personas que comentaron esa publicación copiada se den cuenta de que no eres el autor real.
  2. Automáticamente da un toque a la autora del contenido original con el fin de… de… de… No sé majo, ¿qué esperabas? ¿Un aplauso?
  3. Como la autora te ha puesto otro comentario en vistas de que le has eliminado el primero, automáticamente un plagiador profesional debe, ante todo, bloquear raudo y veloz a la autora que está actuando como mosca cojonera defendiendo sus derechos.
  4. La autora va a publicar un tercer comentario con el enlace de la publicación original, pero… cahis la mar!!! Ya no puede escribir!!!
  5. La autora le escribe un privado al Máster del Universo en Plagio, que a cada paso va demostrando su saber hacer, su profesionalidad, y su porte de persona adulta e inteligente. Aunque el mensaje privado se quedó por el camino. Por el camino de no llegar nunca porque efectivamente la había bloqueado. Bueno, una molestia menos alrededor.
  6. El siguiente paso ya deberéis pedírselo a él, que me ha dejado con las ganas de ver qué más debo aprender a hacer para ser una plagiadora “pofesioná”.

Una vez descargado el manual del curso intensivo para ser un Plagiador Profesional, para no extenderme más con mis sarcasmos y terminar transformándolos en cinismos de mal gusto (cuando quiero también puedo ser soez… MUY SOEZ), mejor os dejo las capturas que he logrado hacer de la evolución de las acciones de este pequeño Pokémon Plagiatrix. Y aquí los dos enlaces de las publicaciones, la mía original, y la suya.

Publicación original Èlia: https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10154969663318206&set=t.542298205&type=3&theater

Publicación Pokémon Plagiatrix: https://goo.gl/ugdTk9

 

LAS IMÁGENES QUE DEMUESTRAN MI AUTORÍA, y la autoría del plagio.

Y dicho esto, solo recordaros que solemos olvidar, tristemente con demasiada frecuencia, que detrás de cada foto, artículo, reflexión o cualquier trabajo, hay invertidas muchísimas horas, no solo para crear ese trabajo, sino las del pasado de esa persona que, con actitud, perseverancia, tesón, esfuerzo y sacrificio, le han llevado a lograr sus retos y conseguir crear ese “algo” que lo convierte en sumamente preciado y de gran valor. Dejemos de ir pisando el trabajo de los demás.

PLAGIAR ES LA DEMOSTRACIÓN MÁS ABSURDA DE PSEUDOPROFESIONAL Y CARENCIA DE HUMILDAD

Plagiar es la demostración más absurda de falta de profesionalidad #plagio #profesionales - Tuitéalo

Powered by Vcgs-Toolbox

Post Data: La imagen destacada de la cabecera es mía, la hice en 5 minutos en Photoshop. Por si te da por robarla y tal…

Social

Sobre la autora

Especializada en Marketing Emocional y Experiencial, Storytelling, Social Media y Marketing de Contenidos. Blogger colaboradora en SEMrush, Social Media Manager & Strategist en los eventos de Marketing Digital Murcia Qué Digital Eres, iDay y SEOPlus Congress. CEO en Serendipia by Èlia Guardiola

Deja tu comentario:

(18) comments

Ana 18 agosto, 2016

Vaya Elia

Es más que lamentable lo que te ha pasado y encima las formas (o mejor dicho, las no formas) que ha tenido de actuar el plagiatrix.
Yo siempre estoy dando mucha caña a los plagiadores de contenidos (que los hay y muchos), pero esto ya no se trata de fusilar un post completo, esto es robarte la mente, porque son pensamientos y reflexiones personales….
Te dejo este contenido que escribí hace poco por si quieres desahogarte y ver la experiencia de otros compis http://elblogdeanamata.com/blogging/plagio-de-contenidos/
Has hecho requetebién publicándolo y dándo nombres.

Un abrazo y esperamos que no vuelva a ocurrir!!

Reply
    Èlia Guardiola 18 agosto, 2016

    Buenos días Ana!!!

    Gracias por tu comentario y por dejar aquí tu artículo del mismo tema (ya lo había leído, pero así lo releo, porque me pareció genial).

    Normalmente suelo soltar pataletas en Facebook, y se generan grandes debates en ellas, pero como comento, quedan en el olvido. Me molestó las no formas de actuar de este elemento, y mira que por desgracia estoy acostumbrada, y seguro que tú también niña, pero a una se le termina la paciencia y hay que empezar a poner los puntos sobre las íes.

    Volverá a ocurrir, estoy segura, pero ya tengo la coraza inmunizada para estos casos 😉

    Otro abrazo enorme!!

    Reply
Sarah 18 agosto, 2016

Puf, lo siento Èlia, estas cosas son muy desagradables. A mí me han llegado a copiar un artículo de mi blog entero, palabra por palabra, con los gráficos que hice y todo. Cuando le llamé la atención a la persona, sí conseguí que lo quitara, pero vamos, a regañadientes – y encima me decía que no estaba tan mal hecho y que no me pusiera así^^ Hay gente para todo…¡ánimo!

Reply
    Èlia Guardiola 18 agosto, 2016

    JAJAjajaAJaJAAJA… ¿en serio te dijo que no estaba tan mal hecho???? Madre mía Sarah!!! A esa persona lo que le hacía falta era un curso intensivo de ética 😉

    Un abrazo y gracias por tu comentario.

    Reply
Borja 18 agosto, 2016

No quiero defender al chaval, ni mucho menos lo conozco o defiendo sus modos, no obstante no estoy 100% de acuerdo con tu texto.

Las redes sociales se basan en compartir y publicar contenido abierto al público, y hay que ser consciente de ello. Si alguien quiere que no se apropien de su texto, publicarlo abiertamente en las redes le hará un flaco favor. Llevándolo a la calle sería como si me invento un chiste y se lo cuento a mis amigos: muchos lo difundirán y lo harán suyo (y lo darás como asumido).

Hay blogs y otros soportes que, aunque no impiden que haya plagios, sí que te permiten proteger más tus derechos como autora. Fuera de esto, leyendo el texto, desde mi humilde punto de vista, es muy tópico, tampoco se dice nada que no se pueda leer en otras de las infinitas reflexiones de autores que hay por la red sobre dicha temática (casi sería un plagio de ideas). No veo tan exagerado que te lo haya plagiado otra persona, y más cuando dispones de una cuantía importante de seguidores.

Te digo esto también como CM, y tras haber vivido alguna situación similar.

Reply
    Èlia Guardiola 18 agosto, 2016

    Buenos días Borja.

    En primer lugar, gracias por tu comentario. No pretendo que todo el mundo esté de acuerdo conmigo, pero sí pretendo defender mis derechos como autora de esa reflexión (sea o no un tópico el contenido de la misma). Y cuando digo reflexión, digo artículos enteros o cualquier trabajo mío. Pero si lees reflexiones personales mías, que publico cada semana alguna que otra, mi estilo es muy personal. Igual que mis artículos siempre son en formato storytelling. Solo tienes que ver los contenidos de esa persona, el plagiador, para percatarte de que no es suyo. De hecho, si fuera suyo, no me habría bloqueado, ¿no crees? Eliminando mis comentarios sin dar respuesta a ello ni aprovechando la oportunidad del diálogo.

    Sé que estoy expuesta a que me plagien. Como dije, lamentablemente estoy acostumbrada a que lo hagan, lo he vivido demasiadas veces, y supongo que quedan unas cuantas. Pero no por ello dejaré de publicar en abierto porque lo he hecho siempre y no por el hecho de que me plagien dejaré de hacerlo.

    No sé qué tienen que ver la cantidad de seguidores aquí. Es decir, parece que intentes decir que como tengo muchos seguidores, ya tienen derecho a plagiarme. Aunque tuviera un solo seguidor me seguiría pareciendo una muy mala praxis, y sobre todo, las formas.

    Gracias y saludos.

    Reply
      Borja 18 agosto, 2016

      Estoy de acuerdo en que la actitud de esa gente no es adecuada, y ya digo, no defiendo en absoluto al plagiador. Así mismo todo el mundo es libre de publicar sus reflexiones, yo lo hago y no lo dejaré de hacer aunque alguno se apropie de ellas. Acerca de la cantidad de seguidores, lo decía enfocándome a que el número de posibilidades de plagio aumenta exponencialmente, como es normal.

      Simplemente el artículo, desde mi punto de vista (no digo ni dudo que otros tendrán otra opinión), no lo veo correcto en el sentido de realizar una queja contra algo que se da por supuesto que va a pasar en esos casos. Es como si hago un grafiti con una frase en una calle céntrica y no me espero que alguien vaya a usarla en su red social con afán de llevarse un mérito que no tiene.

      Yo, realmente, no le daría importancia alguna a dichos plagios como para publicarlo en un blog y denunciarlo tan a viva voz, tratándose de pequeñas reflexiones de pocas palabras. Diferente sería si fuese un plagio de un artículo, de imágenes o de otro contenido más elaborado.

      A tu favor diré que quien copia repetidamente tarde o, más bien, temprano acaba viéndosele el plumero o perjudicándose a si mismo, al igual que quien miente. En este caso el individuo se acabará cansando, sus conocidos se darán cuenta de la verdad o acabará quedando en evidencia, pero, aún en el mejor de los casos, por ese camino no llegará ni a los pies de la autora ni le afectará al público de la misma. Es por ello que no le doy mucha importancia (y hasta a veces te puede acabar beneficiando la difusión y atraerte más usuarios).

      PD: A este artículo llegué, curiosamente, a través de un enlace compartido de un usuario que usa linkis. En este caso, del trabajo que tú has hecho se estaría beneficiando el mismo, al introducir tu página con un anuncio suyo destacado de su cuenta de Twitter (cuando su única labor fue hacer un “copypaste”). Al final, pese a todo, no me he fijado en su perfil y he conocido tu blog que semeja interesante (al final has sido tú la beneficiada).

      Reply
        Èlia Guardiola 18 agosto, 2016

        Gracias de nuevo Borja, sinceramente, da gusto debatir y dialogar con personas que, aunque tengamos algunos puntos de vista diferentes, escriben/hablan desde el respeto. Muy loable por tu parte. Y sé que debería ser la norma, pero sabes tan bien como yo que no siempre es así.

        En cuanto a dar por supuesto algo que va a pasar y no quejarnos, y pluralizo, es aquí donde radica el problema. Como lo consideramos algo “normal”, lo obviamos. Y ahí es donde existe mi parte reivindicativa. De momento, desde las 9 de la mañana, el blog ha recibido 607 visitas, de las cuales 560 son a este artículo. Si a alguna de estas visitas le sirve para saber qué no hay que hacer en las redes sociales, a mi ya me vale. Al final es un poquito de mano concienciadora de las buenas prácticas.

        Y si anoche lo escribí, fue precisamente porque hace ya demasiado tiempo que me plagian y nunca había escrito un artículo al respecto. Me sirvió de ejemplo. Pero también me han plagiado, como digo en el artículo, fotografías y artículos… hasta una ponencia mía que la hicieron post y se apoderaron de la autoría. Vivir para ver.

        Pero insisto, no me enfadé, me molestaron las formas tan carentes de ética profesional y personal. El problema es que callamos demasiado, y si haciendo un poquito de ruido, podemos ir limpiando poco a poco las redes de plagiadores, aunque sea una ínfima parte, para mi ya habrá merecido la pena.

        Gracias de nuevo por tus palabras. Un abrazo.

        Reply
Sergio 19 agosto, 2016

Lo siento mucho querida Èlia, aunque siento una pequeña envida sana.

Envidia sana porque, si te copian, es que muchas cosas haces bien 😉 (A mi no me copian).

Ahora en serio, también, siento este mal trago y pérdida de tiempo, porque son recursos gastados que no aportan nada, dedicando tu tiempo, y el tiempo es dinero u horas de descanso o de diversión.

Para mi hay 3 puntos básicos:

– Las ideas, cualquier razonamiento, explicación o pensamiento, es verdad que no tiene copyright.

– En cambio, los soportes, diseños y demás sí que tienen derechos de uso. Por lo que tu mensaje en una imagen lo tiene.

– Pero lo más importante: la netiqueta. Existen unas normas de comportamiento, están redactadas (al menos en Catalunya existen establecidas por la Generalitat y Educación). Estas normas incluyen la de Nombrar a la fuente. Pues esta persona por lo menos podría haberte nombrado y habría quedado como un señor.

Lo malo es que nos pensamos que todo lo que sale en el buscador de Google, en Facebook, Twitter, blog, web, etcétera es gratis, y no es así. Por lo que antes de ser un “Profesional” debemos tener ética y conocer las normas de comportamiento, digo yo, que si salgo a la calle me sabré comportar, o no, y si edito un trabajo de texto pondré la bibliografía.

Poco más que añadir a tu buen artículo y nada, ánimo y un besazo. A cuidarse.

Reply
    Èlia Guardiola 19 agosto, 2016

    Buenos días Sergio, amigo mío!!

    El problema me lo he encontrado muchísimas veces con las imágenes también. Sabes que habitualmente publico mis reflexiones personales en una imagen, pero no sirve de nada, hay gente que las ha cogido, cortado la firma, y arreando.

    Por eso ya no me molesta o mejor dicho, ya no me enfado como al principio. Me molesta, obvio, pero no me enfada. Lo que verdaderamente me molestó fueron las formas, lo que tú dices de la ética profesional. Tal cual lo explicas.

    Besos mil!! :*

    Reply
Isabel 19 agosto, 2016

Te recomiendo que registres tu contenido original en el Registro de Propiedad Intelectual. Yo lo hice hace tiempo con un manual para desempleados y lo hago cada cierto tiempo con lo que voy produciendo.
Lo que te ha pasado te ocurrirá más veces, seguro. Todos tenemos derecho al pataleo. Es hasta sano. Pero registra lo que sale de tu cosecha. Es mi consejo. Un fuertemente abrazo

Reply
    Èlia Guardiola 19 agosto, 2016

    Buenos días Isabel.

    Gracias por tu comentario. Realmente estoy habituada, y es lo triste, pero no puedo ir registrando cada reflexión personal, pues publico casi cada semana una o dos. Otra cosa es que escriba un libro o un ebook, y obvio que lo haré. Pero me parece de lo más rastrero actuar como actuó el susodicho.

    Insisto, no me molestó el plagio, de verdad, como dije, me he hecho inmune. Me molestaron, y mucho, las formas.

    Otro abrazo grande de vuelta!! ^_^

    Reply
Diego Artola 24 agosto, 2016

Hola Èlia.

Te entiendo perfectamente, este jeta podría haber compartido tu reflexión manteniendo el original y aportando su granito de arena en el comentario. Para qué, mejor el atajo perfecto hacia la insignificancia.

Hace unos meses me robaron un post entero colaborativo, de los que tardas más de un mes en publicar. Lo gracioso es que salían todos los participantes menos yo. Y la foto de cabecera, que por lo menos la cambiaron, era de una chica negrita que no sabes muy bien qué pinta ahí.

Te lo puedes creer?, El tipo firmaba con toda tranquilidad.
Te lo puedes creer 2? Se promocionaba como una agencia de comunicación de Logroño!
Te lo puedes creer 3? Tenía toda una biblioteca de plagios, incluyendo Ebooks enteros de Lead Magnets!

Lo tenía todo automatizado, al menos eliminó la entrada en cuánto le mandé un Email amenazante.

Un abrazo!

Posdata. A mí también me encanta escribir citas, y hashtags personalizados. Tengo unas poquitas en mi Email, Twitter, en la web. No hace falta ser una eminencia para sentir una corriente de inspiración, las musas trabajando. Estoy renovando mi Home con un enfoque más narrativo. Y para la nueva página Sobre mí también contaré mi historia con storytelling 😉

Reply
    Èlia Guardiola 24 agosto, 2016

    Buenas tardes Diego.

    Gracias por tu comentario!! Sin duda hay muchos jetas, pero el problema es que lo estamos tomando el plagio como algo habitual, y como dije, de normal no tiene nada. Hay muchísimas horas invertidas de investigaciones, de no dormir, de experiencia y de profesionalidad.

    Es una pena que haya personas que pisen el trabajo de los demás haciendo de ello una mala praxis y, sin duda alguna, quedando retratados ellos.

    Jajajaja… yo es que utilizo el Storytelling para todo, pero porque me sale innato 😉

    Un saludo!!!

    Reply
Cecilia 1 abril, 2017

Hola!

No sólo me leí el artículo completo, sino también todos los comentarios debajo y no dejo de sorprenderme.

Creo que a veces soy muy ingenua, no entiendo por qué la gente hace esto y siento vergüenza ajena.

Y después de la vergüenza siento pena por los plagiadores. Deben estar muy vacíos para necesitar tomar de otros. Pobres tipos.

Reply
    Èlia Guardiola 1 abril, 2017

    Gracias por tu comentario Cecilia 🙂

    La verdad es que hay gente para todo, sin duda. Y a pesar de que me ocurre a menudo, te asguro que siempre hay alguno que se supera y te sorprende.

    Saludos!!!

    Reply
Lupe Calvo 17 mayo, 2017

Hola, Èlia:

He llegado hasta aquí a través del post “El plagio 2.0 o cómo de golpe y porrazo se enriquece el cabronazo”.

En fin… ¡lo que hay que ver!

Lo más surrealista que me ha pasado a mí es que una empresa copió todos los textos y las fotos de los servicios que yo ofrezco en mi página. Aproveché la ocasión para publicar en mi blog un post diciendo que copiar está muy feo. Y aluciné.

Primero le dieron Me gusta en Facebook y luego me enviaron un correo:

“Hola , buenas tardes señorita lupe, el motivo de este correo es para ofrecerle formal disculpa por un contenido que tenia almacenado en mi sitio web. En verdad me da mucha pena que usted llegará a pensar que estaba copiando su contenido para promocionarlo como un servicio nuestro.
Pero quiero aclararle que texto lo tenia por que me llego en la suscripción que tengo de su newsletter, hasta yo me sorprendí cuando lo ví en su post, pero debo confesar que son texto que copio para hacer pruebas en nuevas páginas, cuando verifique el contenido procedí a borrarlo”. Lo copio tal cual, faltas incluidas 😉

Es verdad que borraron algunos textos. No todos. Tampoco todas las fotos.
Lo más increíble de todo es la excusa: “me llegó a través de la neswletter”.

Un placer leerte.

Reply
    Èlia Guardiola 18 mayo, 2017

    Hola Lupe!!!

    Muchas gracias por pasarte por aquí y dejar tu caso. La pena es que ya andamos carentes de tiempo como para invertir parte del que no tenemos para indagar los contenidos que nos plagian. Que seguro que no nos enteramos de la misa la mitad.

    Lo que te ocurrió es otro caso de ignorancia del medio digital más bien, creo yo. O, sin duda, una excusa mal lograda que, evidentemente, no hubiera complacido a nadie.

    En fin Lupe, que debemos seguir trabajando duro y creando nuestros contenidos para aportar valor. Yo antes me cabreaba mucho. Ahora ya paso más. No tengo tiempo ni para cabrearme para estas cosas. Eso no significa que no me moleste, ¡¡obvio!!

    Un abrazo enorme y gracias de nuevo por tu comentario.

    Reply
Add Your Reply

Deja tu comentario:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies