fbpx

Lo sé, el video de abajo es casero, improvisado, cero ediciones ni filtros, pero lo que me importa es el mensaje sobre el respeto profesional. 😉 

Es probable que abra la caja de Pandora y me salgan defensores y detractores. No pretendo tener la verdad absoluta porque no creo en ella, solo expongo una situación real y cómo personalmente la viví y la sentí. Me encantará saber tu opinión con respeto. Exacto, respeto profesional y personal.

Contexto de la situación

Te pongo en contexto de forma más explícita sobre lo que ocurrió y porqué hablo de respeto profesional:

Hace unos días tenía una reunión programada con un posible cliente desde hacía tiempo.

En mi caso, cuando me contactan por primera vez y me piden una reunión a través de video conferencia, pocas veces la acepto a la primera, porque, seamos honestos, casi siempre suelen ser una pérdida de tiempo y se alargan hasta la saciedad, cuando muchas de ellas se podrían resolver con un par de mails. De nuevo, respeto profesional.

Lo que hago siempre es pedir que me den detalles de lo que necesitan por escrito en el mismo email, y si veo que encaja con lo que yo ofrezco y veo que puedo ayudarles, entonces sí convoco una video llamada.

Así fue este caso. Quedamos a las 17h. Me conecté a las 16,57h (me gusta llegar unos minutos antes).

17,05h Cri… cri… cri…

17,10h. Más silencio.

Me desconecto y mando el siguiente mail: ✏️ 

«Buenas tardes X. 

Hoy teníamos nuestra reunión. Te he esperado 10 minutos. 

Acepté reunirnos por video conferencia a pesar del tiempo que no tengo porque me insististe, pero me parece una falta de respeto no haberte presentado y menos aún no haberme avisado. Tu tiempo es tan valioso como el mío. 

Saludos y buena suerte con tu proyecto.»

✏️ Su respuesta:

«Hola Elia, 

Te ruego me disculpes porque estoy viajando hoy por un funeral. 

En cualquier caso creo que el trato a un cliente o potencial cliente definitivamente ha de ser diferente, nunca sabes lo que hay en la venda de la otra persona. 

Definitivamente aquí lo dejamos. Gracias por tu tiempo. 

Un Saludo.»

No creo haber sido irrespetuosa, pero sí directa.

✏️ Mi última respuesta: 

«Lamento leer esto, pero lo correcto y profesional hubiera sido avisar.

También he vivido funerales, enfermedades e imprevistos y nunca son agradables, pero siempre aviso cuando tengo un compromiso con alguien. Se llama responsabilidad. 

En cuanto al trato, no creo haberte hablado mal, sencillamente te he dicho que era una falta de respeto, porque lo es, y que podías haber avisado. Y que tu tiempo es tan valioso como el mío. Además de desearte suerte en tu proyecto. ¿Dónde está el mal trato a un posible cliente?

Espero de corazón que ese mal rato por el que estás viajando lo superéis rápido y no se os haga muy duro. Estas cosas nunca son fáciles ni agradables.

Saludos.»

Opinión personal y respeto profesional y personal

📩 Mandar un mail para avisar representan 30 segundos (otra vez, hablo de respeto profesional), y para mandar su respuesta tardó algo más.

Anécdota personal:

Si me sigues en redes sociales, sabrás que estoy embarazada de cinco meses y medio, casi seis, de hecho. Mi primer trimestre fue muy duro a todos los niveles, físico y emocional. Pero esto es otra historia que contaré más adelante para quien quiera escucharla o leerla.

En esos tres primeros meses, y de ahí mi comentario, tuve que posponer varias clases del Máster de mi Escuela StoryEmotion, reuniones y entrevistas en medios de comunicación. Estaba por el arrastre, incluso hubo un par de visitas a Urgencias temiéndonos lo peor. Pero incluso en esas circunstancias, SIEMPRE avisé con un mail o Whatsapp. 

➡️ Insisto en esta premisa que defenderé a capa y espada: Mi tiempo es tan valioso como el tuyo. Ni más, ni menos.

Y cuando esto se cumple, es sinónimo de respeto profesional y personal.

Respetar opiniones ajenas es el principio de la buena comunicación

Obviamente este caso lo expuse en mis redes sociales, y hubo comentarios de todo, incluidas las faltas de respeto. Pero es algo que no me preocupa. Me reitero en no tener ni querer la verdad absoluta, pero está claro que:

RESPETAR OPINIONES AJENAS ES EL PRINCIPIO DE LA BUENA COMUNICACIÓN

– Èlia Guardiola –


Soy consciente y tengo asumido, desde hace muchos años, que mi opinión es compartida por muchos, no tanto o a medias por otros, y algunos pocos que están absolutamente en contra y hasta horrorizados por mis palabras. 😉

No lo digo yo, lo dicen ellos mismos con sus comentarios en mis publicaciones. Porque si algo me gusta de compartir mi opinión, es leer la de los demás y, llamadme loca, pero adoro aprender de la opinión de todos y cada una de las personas que comentan.

No importa si estoy de acuerdo con esas personas o no lo estoy. Para mí es importante respetar sus opiniones, sean las que sean, así como espero que respeten la mía. Premisa indiscutible para el respeto profesional y el personal.

No siempre ocurre lo último, por supuesto. Porque hay quien se cree tener la verdad absoluta. Y creedme que con la verdad absoluta no se aprende, no se mejora ni se evoluciona.

La verdad absoluta maquillada de prepotencia


Con la verdad absoluta uno queda anclado en lo retrógrado y encorsetado del pasado, sin dar oportunidad al aprendizaje y al descubrimiento, a la innovación y a la evolución. Sea cual sea el ámbito del debate.

Los que me conocéis sabéis que intento ser lo más honesta posible dentro de mis valores, así como la transparencia con la que hablo de muchos temas.

Alguna vez que otra abro la caja de Pandora por el tema en cuestión que trato, pero hay que admitir que hay personas con la piel muy fina. Y oye, qué lícito es que la tengan, pero estaría genial pensar antes de hablar, porque no es más inteligente el que más insulta u ofende, sino el que ignora dicha ofensa y sigue respondiendo con respeto.

Pero claro, esto es solo mi opinión, y respeto que no se opine ni piense igual. Lo que no respeto es que no se me respete. Así de simple.

Personalmente creo que la diferencia entre una actitud u otra se llama GANAS Y RESPETO. Pero esto, como siempre, es una opinión personal, y es tan respetable como la tuya.

¿Seguimos hablando de respeto profesional?


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies