fbpx

NO CIERRO UN AÑO. ABRO UN NUEVO CAPÍTULO DE MI VIDA LLAMADO 2020 ⭐️

A unas horas de terminar este 2019, no se me ocurre mejor forma de agradecer a quienes habéis hecho posible esta parrafada, dedicando parte de mi tiempo a escribir estas letras por y para vosotr@s, y compartirlas. ?
Os lo debo de la misma forma incondicional con la que la mayoría de vosotros me habéis tratado.

De la misma forma vehemente e intensa que me caracteriza.Con esa asquerosa y encantadora sinceridad de la que hago gala. ?

Un año más de aprendizaje


Ha sido un año de mucho aprendizaje, supongo que igual que para todos vosotros. Y el que diga que no ha aprendido, que se haga el favor de quitarse la venda de los ojos, que seguro que hay algo que no está viendo con claridad. ?
A veces las cosas más inverosímiles son las que más razones nos dan para aprender, para tomar decisiones, crecer y convertirnos en una mejor versión de lo que ya éramos.

Aprender a decir NO


La vida me ha enseñado a decir NO cuando mi corazón y mi cabeza dudan. No olvides que a las dudas hay que escucharlas. Siempre aparecen por alguna razón de peso… aunque ahora no lo veas. Aunque ahora no lo sientas. Aunque ahora no lo entiendas.Aunque ahora, NO.


Este año me ha enseñado a priorizar la importancia de las circunstancias. A relativizar los problemas, o lo que por nuestra forma de ser, mi forma de ser, lo consideraba problemas. Nadie me ha regalado estos aprendizajes más que las experiencias propias a través de la predisposición mía de aprender, y de desaprender para aprender. Y siempre han venido de la mano de personas maravillosas… o a veces no tanto. ? Incluso las que me han hecho aprender a cómo no hacer las cosas porque ellas las hicieron mal.

Personas

Y de eso va la vida, de personas. Personas con las que compartir tu tiempo. Un tiempo finito o infinito. Tu decides con quién sí, con quién no y con quién nunca más. Es tu decisión, no la de los demás. La tuya, no la de otros. Tu vida, no la suya. Tus sueños, no los suyos.


No, no soy todo luz. Soy humana, como tú, afortunadamente (eso espero ?). Y esa condición es la que condiciona, valga la redundancia. Ser vulnerables nos hace tan asquerosa como encantadoramente humanos… ¡¡y menos mal!!


Mi vida y mis circunstancias me han hecho ser resiliente. No imagináis cuánto… Cuarenta y tres años de montaña rusa donde esta jodida vida me ha enseñado a no complicarme tanto la existencia. Ella solita lo hace maravillosamente bien. ?

Aprendizaje. Perdonar(ME) y respetar(ME)


He aprendido a perdonar a quienes me jorobaron dicha existencia.Y a perdonarme a mi, que eso a veces es más jodido que perdonar a otros… bien lo sabéis. He aprendido a respetar las decisiones ajenas, aunque dolieran. Y a respetarme a mi, que eso a veces, insisto, es más jodido que respetar a otros. He aprendido a valorarme por encima del qué dirán. A atreverme a hacer y decir por encima del qué dirán. A decidir por encima del qué dirán. Porque del qué dirán no se vive, se desvive a mal. Y no, así no. Y porque es mi vida, no la suya. ¡Qué cojones! Mis sueños, no los suyos. Tus sueños, no los de otros. ?

Creciendo en lo profesional y personal


Este año he seguido hablando delante de miles de personas para emocionarlas y motivarlas a pasar a la acción. Y espérate 2020 porque vienen curvas y llegarán más lejos que en este 2019. He parido más proyectos profesionales que nunca, convertidos en retos personales que ya forman parte de mi piel de otoño. He gestado, dado forma y vida, creado y parido un libro de desarrollo personal y poesía sin teoría aplicada. Mi #LibroHogarEs ? Y no, no soy escritora, coach o psicóloga. Pero la vida me ha enseñado más que todos los estudios realizados. La mía al menos. Sí mamá, tenías razón, la vida es la mejor escuela.


Este año he seguido creciendo como persona. He seguido mejorando como persona. Sí, también me he equivocado… y mucho. Pero ese fracaso hecho aprendizaje, esas caídas convertidas en resiliencia, ese amor incondicional que me une a quien es mi compañero de vida desde hace dos intensos años, han hecho que los tropiezos sean menos dolorosos, menos jodidos, más llevaderos, más humanos… Gracias mi vida Pablo ❤️?


Este año hemos seguido creciendo juntos. Con más proyectos profesionales compartidos. Con más proyectos personales, algunos palpables ya, otros dibujados encima del cuaderno de Bitácora que estamos llenando de momentos maravillosos, y otros no tan excelsos. Sí, de eso va la vida. De personas que son hogar. De personas que te hacen mejor persona.

Fracaso como aprendizaje


Seguiré equivocándome, errando para aprender. Aprendiendo para ser. Ser para estar. Estar para aportar. Aportar para sumar. Sumar para evolucionar. Evolucionar para seguir existiendo. Existir para ser… de nuevo. ?

Gracias 2019. Bienvenido 2020


No, no cierro un año. Doy paso a un nuevo capítulo de mi vida en el que me encantará teneros en ella todos quienes habéis hecho posible este último y las nuevas personas que lleguen dispuestas a aportar en mi vida.


Si tuviera que terminar el año con una imagen, no sabría cuál elegir de la cantidad indecente que tengo en el baúl de los recuerdos. Pero si fuera una que representara cómo me ha sentado este 2019, sería esta, por el sosiego, la felicidad y la paz que refleja sin filtros. Recuerda siempre que tu paz y tu tranquilidad no son negociables. ?


Así que gracias a un intenso 2019 que suma. FELIZ 2020, contigo. ¿Me acompañas? ???


Libro Hogar Elia Guardiola

Mi libro “HOGAR ES” está lleno de frases para pensar y motivar.

¿Quieres saber más sobre él y cómo conseguirlo? ¡Escríbeme!

Un libro de desarrollo personal para leer en los días jodidos… y en los que no. 😉


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

#FrenarLaCurva