fbpx

Se me ha terminado la paciencia. Suelo tener poca, pero para ciertos temas soy muy pava y tengo en demasía. Dejo pasar el tiempo pensando que la gente no es tan mala, que la gente cambia, que rectifica. Pero claro, ¡¡bendita inocencia la mía!! Y cuando se trata de plagiar, hacer refritos o literalmente ROBAR CONTENIDOS AJENOS, se me sube la bilirrubina. Ah, no, que eso era una canción de aquél.

Pero vamos, que la bilirrubina se genera en la bilis, y mi mala leche al descubrir que un periódico como La Razón (sí, sí, La Razón) ha publicado un artículo mío casi de forma literal, también.

Ladrones de contenido. El PLAGIO es delito señores, DE-LI-TO. #Plagio - Tuitéalo

Powered by Vcgs-Toolbox

Descubriendo el robo de mi contenido

Vayamos por partes. Miércoles 19 de julio. Diez y media de la noche. Me llegan las alertas de Google Alerts. Podéis imaginar algunas de ellas, Marketing de Contenidos, Storytelling, Branded Content, Neuromarketing, Marketing Emocional… ¡¡MARKETING EMOCIONAL!! Apenas llega nada de esta última. ¡¡Oh, sorpresa!! Una alerta. Vamos a ver qué me encuentro.

“Existen muchas y diferentes formas de hablar sobre las emociones pero todas ellas coinciden en que son el motor que impulsa el movimiento de la sociedad, es decir que convierte en humano al propio ser humano.”

¿¿¿PERDONA??? Esto es una frase mía, de mi autoría, solo que la han maquillado pero con brocha gorda, sin delicadeza, vamos. Siempre digo que las emociones son el motor que mueve la sociedad, las que humanizan el ser humano.

En fin, sigo leyendo… No me lo puedo creer. TODO EL ARTÍCULO ES UN ROBO DE ESTE ARTÍCULO MÍO  sobre Marketing Emocional de hace un año y medio, 18 de febrero de 2016. El artículo de La Razón os lo he dejado clicando en el párrafo de la bilirrubina, clicad en “La Razón”, no tiene desperdicio el robo descarado.

‘‘ACTUALIZACIÓN 27/07/17 (capturas del artículo inicial plagiado): Os dejo las capturas del artículo inicial en el periódico y los comentarios de profesionales indignados por la situación de ese momento, ya que han redireccionado, con fecha 27 de julio 2017, el enlace a un nuevo artículo que escribieron posteriormente, dadas las circunstancias y percatándose La Razón y Nacho Vizán, de que efectivamente era plagio y robo descarado.’’

Nunca suelo publicar después de las 10 de la noche en Facebook. Pero en este caso, o publicaba, aún siendo casi las 12 de la noche, o reventaba. Y reventar no era una opción. Además, tenía que ducharme, cenar, y hacer la maleta porque al día siguiente bien temprano me iba a Alicante hasta el sábado, para disfrutar del mayor evento sobre SEO de España, SEOPLUS2017, organizado por mis amigos Iñaki Tovar y Luis Villanueva, junto con todo el equipazo de Webpositer, para gestionar las redes del evento.

Personas indignadas por el plagio

Empieza una guerra sin retorno, y sin yo tener que hacer nada, solo publicar lo ocurrido en mi muro. Los nocturnos empiezan a leer MI POST EN FACEBOOK. Se empieza a desatar la frustración, la ira, los cabreos colectivos de profesionales que saben cuánto duele que te roben contenido propio. Ese contenido que nos cuesta muchas horas de estudio, de investigaciones, de prácticas, de caídas y fracasos hechos experiencia. Nos cuesta años de investigación, de intentar llevar a la práctica nuestras teorías basándonos en las marcas que estudiamos y para las que trabajamos.

“Contra el salteador, el cuatrero y el ratero hay la acción criminal. Contra el ladrón literario no hay nada y, además, el robado costea el precio de la magnesia para pagar la bilis que produce el despojo.” Ignacio Manuel Altamirano.

La reacción de la gente en LinkedIn: https://goo.gl/3FXGht

 

Reacción de La Razón y la agencia de medios

Al día siguiente recibo un mail de Nacho Vizán, CEO de la Agencia de Medios que genera contenidos para La Razón, Sneakerlost (paso de hacerles publicidad añadiendo el enlace. Quien quiera, que lo busque). Pidiéndome disculpas y queriendo hablar conmigo por teléfono. Demasiado grande el cabreo mío y con reuniones por delante. Le pido que me llame por la tarde.

Nacho, al ver que efectivamente estaba yo en lo cierto (le dije que leyera mi post en Facebook, donde están los enlaces de su publicación y mi artículo original), y antes de hablar conmigo por teléfono, hace un intento de solución añadiendo esto: “Élia Guardiola nos lo explica perfectamente en su artículo Marketing Emocional: el poder de las emociones. Artículo en el que nos hemos basado para escribir este post.”

 

Plagio a Elia Guardiola de La Razón

 

Es decir, ahora hay, no uno, si no dos artículos robados en La Razón. Maravilloso… para el SEO (posicionamiento orgánico dentro de Google, para que lo entiendan quienes no sean del sector) de mi artículo le irá divinamente. Estoy siendo sarcástica, supongo que se entiende. 

Me hace mucha gracia lo de “Tras años de estudios de esta nueva disciplina se han establecido 4 factores como sus pilares básicos; son los siguientes:” LOS 4 PILARES DEL MARKETING EMOCIONAL QUE MENCIONÁIS SON UNA TEORÍA MÍA. Y sí, tras muchos años de estudios, los míos para sacar estas conclusiones. Si es que encima habéis puesto las mismas marcas como ejemplos. Penoso… ¡¡¡PE-NO-SO!!!

Ojo, que La Razón se digna a dejar un comentario en mi publicación de Facebook, aunque lavándose las manos, claro… cómo no. Todos, absolutamente TODOS los contenidos de un medio digital, sean escritos por quien sean escritos, son responsabilidad de ese medio, por ley.

Plagio a Elia Guardiola. La Razón

En Twitter:

Plagio a Elia Guardiola de La RazónPlagio a Elia Guardiola de La Razón

Jueves por la tarde. Después de hablar con Nacho Vizán por teléfono, de aceptar sus disculpas y de decirle todo lo que pienso y siento, quedamos en que eliminarían los dos artículos, escribirían otro donde me mencionarían, y recibiría la llamada de la redactora (jajajaja… redactora… ahora se le llama así a las personas que roban contenidos y los hacen propios) para disculparse. Ellos trabajan con colaboradores externos. Agradecida por su llamada, todo hay que decirlo.

Lunes 23 de julio. SIGO ESPERANDO LA LLAMADA DE LA “redactora”.

La cosa mejora por momentos (MODO sarcasmo OFF)

Plagio a Elia Guardiola

Sábado 22 de julio por la tarde. Recién llegada de viaje. Los artículos siguen vivitos y coleando a pesar de que Nacho me dice que están ocultos. Debo tener poderes sobrenaturales en plan X-Men, porque yo los sigo viendo.

La cosa mejora por momentos cuando me entero que la empresa que crea contenidos para la agencia de medios de Nacho Vizán, es Lowpost, de Christian Larraínzar. Me quedo a cuadros. El enfado ya se me había pasado. Tengo la rara y sana costumbre de olvidarme rápido del motivo por el que me enfado, así uno vive mejor y más tranquilo, así que me suelen durar poco. No en este caso, obvio.

Pero después de la penosa y decepcionante última noticia, se me multiplica el enfado por tres. Con Lowpost hemos compartido escenarios de eventos, me han propuesto colaborar con ellos en webinars, y ya metieron la pata conmigo en Omexpo. Ahora esto. El enfado pasa a doler, y del dolor a la decepción. ¿Cómo les puedo llamar profesionales ahora?

No molestes a quien no te molesta. No robes a quien no te roba. #plagio - Tuitéalo

Powered by Vcgs-Toolbox

NO Lowpost, ASÍ NO. Nacho me dijo que el lunes me llamarían. Son casi las 23h del lunes mientras estoy escribiendo este artículo, y sigo esperando la llamada. De verdad, yo estoy en el lugar de ellos y no espero al lunes, les llamo el mismo sábado, y más sabiendo que yo estoy siempre disponible para casi todo el mundo. Porque lo saben de sobra, me conocen. Pero bueno, podemos pensar que es fin de semana y que en la playa o debajo el aire acondicionado se está demasiado bien como para preocuparnos por una crisis de reputación de nuestra marca.

Ahá… En todo caso, el lunes a las 9 de la mañana podría ser una buena hora para llamar. Ah, no, que primero son los clientes que una crisis de reputación. Pues mira, siento deciros que no, que así no funcionan las cosas y que las CRISIS DE REPUTACIÓN DE MARCA, se deben arreglar cuanto antes. Y creedme que solas no se van disipando. Y menos porque, como dije, tengo mucha paciencia para lo que realmente importa. Y esto, La Razón, Sneakerlost y Lowpost, IMPORTA.

Porque lo de revisar los contenidos antes de mandarlos a vuestros clientes, bien, ¿no? Lo del control de calidad, también,  ¿verdad? Ahá… se nota, se nota.

La reacción de las personas. AGRADECIMIENTO

Aprovecho este artículo (supongo que este no me lo van a robar… qué cosas, oye), para AGRADECER enormemente todo el apoyo recibido desde el mismo miércoles por la noche. Amigos, conocidos y desconocidos mandándome privados, whatsapp, mails y llamadas para mostrar su indignación (además de las cientos de personas que la mostraron públicamente) y para ofrecerme su ayuda en difundir y hundir esas marcas. Sí, dije hundir. Hasta este punto se han molestado ciertas personas.

Como le conté a Nacho por teléfono, y como dije públicamente, yo no seré quien pida a la gente que comparta este contenido ni mi publicación en Facebook o LinkedIn. Que cada uno haga lo que considere oportuno.

Pero sí que es cierto que sin pedirlo, lo compartisteis a través de las redes como Facebook, Twitter, LinkedIn… así que solo puedo daros, una vez más, las GRACIAS por estar siempre, por ser incondicionales, y porque, de una forma u otra, directa o indirectamente, os sentisteis identificados y dolidos a vuestra manera.

Las reacciones de la gente en Facebook: https://goo.gl/bWu9K7

Las reacciones de la gente en LinkedIn: https://goo.gl/g3sQzu

“Es imposible imaginar un espectáculo más nauseabundo que el del plagiador.” Edgar Allan Poe

 

ACTUALIZACIÓN 28/07/17. Fin de la historia.

Después de una semana de mucho agotamiento mental por lo ocurrido, finalmente cierro este tema. Y debo decir que de forma más o menos agradable. Y digo más o menos porque ha sido una semana de muchas llamadas por parte Nacho Vizán, hablando en nombre suyo y de su agencia Sneakerlost, y de La Razón, y con Christian de Lowpost.

Además, no os podéis imaginar la cantidad indecente de privados a través de Facebook, Twitter, LinkedIn, whatsapp, llamadas y mails que he recibido para apoyarme, indignados porque se han sentido identificados con casos que han vivido en su propia piel, o personas que son conscientes de que el plagio es un delito. Pero no entraré en detalles con esto.

Aprovecho para agradecer de nuevo esta enorme repercusión que, sin yo pedir nada en absoluto a nadie, y sin haberlo compartido ni en grupos ni comunidades, ha generado el ruido que he (hemos) vivido. GRACIAS de corazón por el apoyo a todos los niveles.

Recuerdo la primera llamada de Nacho: “Hola Èlia, soy Nacho Vizán, y te llamo para pedirte disculpas de mi parte y de parte de La Razón. Además de poder hablar de esta situación, explicarme y solucionarlo.” Era el pasado jueves 20 de julio. Le dije que me llamara a las 17h. A las 17.01h me estaba llamando. Predisposición desde el segundo cero.

Según Christian, de Lowpost, ellos se limitaron a cumplir lo que el cliente, en este caso Nacho Vizán y su agencia de medios para La Razón. Según Lowpost, en el briefing, Sneakerlost pidió exactamente “un contenido similar al del artículo de Èlia Guardiola que escribió para Inboundcycle”. En realidad el contenido de dicho artículo, lo hice como resumen de mi artículo original en mi blog.

Lo que ocurriera después entre ellos, ya dista de mi interés, y no voy a meterme, obvio. Esto ya sería rizar el rizo y alargar lo que merece poner punto final. Para la tranquilidad mía y la de todos. Y, sinceramente, tengo ganas de terminar esta actualización de la situación actual.

Por parte de La Razón, redireccionaron los dos artículos plagiados, el inicial y el que tenía un enlace a mi artículo original, hacia un tercer artículo que crearon al conocer la situación con detalle. Un artículo diferente por completo en cuanto a sus contenidos, y en el que al final, me mencionaron y enlazaron a mi blog. Así que gracias por la predisposición y la profesionalidad.

Además, La Razón me ha propuesto colaborar, a partir de septiembre, escribiendo en su periódico. Será sobre Marketing Emocional y temas de los que doy charlas, formación, escribo y aplico a las marcas que confían en mi profesionalidad. Y esto, sin duda, no sería posible si Nacho Vizán no hubiera actuado como intermediario entre el periódico y yo.

Así que, dicho esto, agradezco a todos los implicados su predisposición y profesionalidad. Aunque un poco lenta porque, esto ya se sabe, cuantas más partes implicadas, más lento el proceso.

Lo que tengo claro es que esto nos ha servido de lección para todos. A nivel profesional estoy convencida que hemos aprendido todos sin excepción, incluso los que han seguido la historia desde fuera. Y a nivel personal, he aprendido mucho también. De alguna manera, he aprendido un poco más sobre quién sí, quién no, quién nunca y quién nunca más. Hasta podría cambiar el “quién” por el “qué”.

Entiendo, comprendo y respeto casi todas las actitudes humanas. Otra cosa es que las comparta. Así que por mi parte, cierro este caso de plagio, a la espera de que convirtamos una semana de malestar profesional y personal, en una semana de productividad profesional y persona.

No podría poner punto final sin una frase que ya dije anteriormente. Ojo, que es mía, recordad lo de robar contenido ajeno y bla, bla, bla (vale, modo irónico-sarcástico off):

“No molestes a quien no te molesta. No robes a quien no te roba.”.

 


Libro Hogar Elia Guardiola

Mi libro “HOGAR ES” está lleno de frases para pensar y motivar.

¿Quieres saber más sobre él y cómo conseguirlo? ¡Escríbeme!

Un libro de desarrollo personal para leer en los días jodidos… y en los que no. 😉


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

#FrenarLaCurva