fbpx

El Storytelling no es una moda. Ese arte de contar historias no nació ayer ni está previsto que termine extinguiéndose como los dinosaurios, a pesar de que nació unos años después de la aparición de éstos. El primer storyteller surgió hace ya más de 40.000 años haciendo uso de las pinturas rupestres, en ese período comprendido entre la “inmediata” desaparición del Paleolítico y el nacimiento del Neolítico. Casi nada, ¿verdad? 😉

¿Os habeís preguntado alguna vez qué hubiera ocurrido si no hubieran existido esas pinturas? Haceros la pregunta y responderos a vosotros mismos. Seguro que nuestro mundo sería un lugar muy diferente. No digo que mejor ni peor, pero diferente. Las historias han sido, son y serán necesarias siempre, ya solo por el afán humano de saber sobre nuestro pasado, de aprender y, por supuesto, de evolucionar gracias a ellas. Y si aún seguimos contando historias, a diario, será porque, sin duda, aún las necesitamos… a todos los niveles, personales, profesionales… humanos.

El #Storytelling nació para quedarse y permanecer entre nosotros para siempre. - Tuitéalo

Powered by Vcgs-Toolbox

Esto podría ser una de las premoniciones más acertadas, o predicciones, ahora que termina este 2015 y está de moda predecir lo que va a ocurrir en el año próximo cuando solo podemos hablar de tendencias, a mi parecer. Además de que la marca Levi’s, o mejor dicho, los Levi’s 501 concretamente, le acompañará, casi seguro, hasta el fin de su existencia (si es que esto ocurre), puesto que ambos son inmortales 😉 Luego hablaré de la marca Levi’s, pero de momento, vayamos por partes.

Empecemos por el principio. La primera frase que leí de Eva Snijders fue que el Storytelling no es Marketing. Así que ahí ya despertó mi inquietud innata para indagar y adentrarme en un mundo paralelo al que hasta ahora había llevado en el formato profesional del Marketing, pero el mismo camino en cuanto a las emociones e historias que radican en cada uno de nosotros y de nuestra existencia personal.

Si bien podríamos pensar que es una obviedad, cuando aplicamos mi queridísimo Marketing Emocional, lo más lógico es que confundamos términos y los mezclemos, tratando a ambos por igual. Hasta que analizamos con cautela las características, detalles y acciones de cada uno de ellos.

No olvidemos, antes de seguir, que…

Detrás de cada campaña de #marcas, existen tantas historias como usuarios la vean. - Tuitéalo

Powered by Vcgs-Toolbox

O incluso más que esa cantidad, puesto que cada uno de nosotros somos capaces de crear varias historias a partir de un solo elemento. Ya sea a través de los recuerdos, o de la imaginación, real o no, de un futuro, inmediato o a largo plazo. Todo dependerá de cuánto usemos nuestro lado del cerebro, si el izquierdo, que es el más racional y estratégico, o el derecho, el emocional y creativo.

Pero esto ya es tema de Neuromarketing y acto seguido de Marketing Emocional, así que lo dejo para contar más adelante en otro artículo más enfocado al Neuromarketing. Sigamos. 😉

Marketing Emocional

¿Por qué contamos historias?

Una pregunta tan sencilla y a la vez tan compleja. Todos tenemos nuestras razones. Creamos historias, las generamos con contenido real o imaginario, pero lo hacemos. Sobrevivimos gracias a las historias. Evolucionamos gracias a ellas y a través de ellas. Contamos historias para no olvidar, para recordar de dónde venimos y hacia dónde va nuestra sociedad, hacia dónde se dirige el mundo entero. Contamos historias para defender nuestros derechos, para no dejar en el letargo los valores que nuestros antepasados nos enseñaron, nos inculcaron a través de nuestras generaciones.

Al final, entre tantos porqués, me he dado cuenta que contamos historias para no olvidar nunca quiénes somos en realidad. - Tuitéalo He aquí un ejemplo en forma de vídeo que seguramente todos habréis visto y que, personalmente, me encanta:

#Storytelling. Contamos historias para no olvidar nunca quiénes somos en realidad. - Tuitéalo

Powered by Vcgs-Toolbox

Todos tenemos historias por contar…

Pero para contar historias no basta con el hecho de tener algo que contar. Aunque a priori todos tengamos cosas que contar, es evidente que no todo vale, y cuando nos adentramos en el campo de batalla que es el terreno de las marcas, menos aún. Hay que crear historias que cautiven para enamorar a los usuarios, si no, la historia cae en saco roto.

Pensemos un momento en las fotografías, en las imágenes de un cartel o de una revista, imágenes de una situación vivida en primera persona o contada de forma ajena. Imágenes cargadas de historias, las reales de lo que ocurrieron y las que nuestra mente es capaz de crear y recrear.

El cerebro humano es una máquina perfecta de retentiva. Retenemos más de lo que recordamos de forma consciente, y lo que permanece en nuestro recuerdo consciente siempre suele ir precedido de algo que nos marcó. Por lo tanto, es imprescindible que una historia cautive y emocione para enamorar y, sobre todo, para ser recordada y difundida a lo largo del tiempo.

historias. Storytelling

Pero no solo de imágenes viven los recuerdos de las historias. También de olores, sabores, texturas y sonidos. La imaginación y la creatividad deben formar parte de cada historia que generemos, aunque ésta sea una historia real, ya que cuanto más real e identificativa sea, más cautivará y enamorará a quien la escuche, a quien la lea y a quien la vea.

#Storytelling. Hay que contar historias que emocionen para enamorar, o la historia desaparece. - Tuitéalo

Powered by Vcgs-Toolbox

Dos ejemplos de marcas que utilizan y provocan Storytelling

Hay muchísimos ejemplos de marcas que han hecho, y lo siguen haciendo, un trabajo de Storytelling increíble. Voy a poner dos ejemplos de ello, analizando algún detalle. En mi próximo artículo, de todas maneras, voy a contar los elementos clave de una buena historia para cautivar a los usuarios, los ingredientes fundamentales e imprescindibles para crear historias que enamoren.

Debemos tener en cuenta, y no olvidar, que hemos pasado de la P de Producto a la P de Personas. - Tuitéalo Teniendo en cuenta que el ser humano se mueve por emociones y sensaciones, es obvio que las marcas vean en el Storytelling un medio para empatizar con sus usuarios y, claro está, pasamos del consumo de productos al consumo de experiencias. - Tuitéalo

Dicho esto, podemos pensar que las historias están creadas por personas y para personas. Os mencioné al principio la marca Levi’s. El 20 de mayo de 2013 esta marca cumplió 140 años. Levi Strauss, empresario, y Jacob Davis, sastre, hicieron nacer en 1873 estos pantalones que, inicialmente, estaban enfocados para trabajadores. Patentaron esta prenda de ropa que, estadísticamente, son los pantalones más vendidos del planeta y que, sin lugar a dudas, se convirtieron en un icono que aún persiste.

382609

Los primeros Levi’s 501 datan de 1879, y su valor es de seis cifras 😉 Pero la historia de Levi Strauss es la que engancha. Es la historia real de un gran empresario que nació de la nada, emigrando de Alemania a Estados Unidos, creando un imperio detrás de él que le precede y que perdura, siendo los pantalones más vendidos y vestidos de la historia.

Estos pantalones, más que la historia de Strauss, han sido partícipes de tantas historias a todos los niveles que podríamos decir que la marca en si no solo ha creado Storytelling con sus spots, sino que lo ha provocado creando infinitas historias reales.

Este anuncio es uno de ellos 😉

Cornetto es, sin pensarlo, otra de las grandes marcas que ha hecho realidad lo de llevar el Storytelling de forma magistral con su serie de cortometrajes, Cupidity.

Cortos de diez minutos que cautivan y emocionan. Historias creadas para enamorar, y nunca mejor dicho. Cornetto, marca de helados por excelencia que todos conocemos, no ataca de forma agresiva, como muchas marcas donde su estrategia es el impacto directo de su producto, sin cuidar en demasía, desde mi punto de vista, su branded content, sino que Cornetto opta, en este caso, por generar una historia que podría ser perfectamente real, para que el usuario, consumidor o no de la marca, se sienta identificado y logre captar su atención. Y lo consigue.

Crear este tipo de campañas no es tarea fácil. Se requiere de un grandísimo equipo de profesionales que, además de los departamentos pertinentes entre creativos, comunicación, marketing, etc, entiendan la marca, la vivan y, sobre todo, que la sientan. Y si la sienten como algo propio para poder transmitir esa pasión de su trabajo con un producto hacia sus usuarios, más posibilidades de enganchar a esos leads y consumidores tendrá la marca.

Os dejo uno de los cortos que os menciono:

Podría poner miles de ejemplos de marcas que utilizan cada día más y mejor esta práctica que hemos convertido en disciplina, pero los iré dejando para próximos artículos, sencillamente, porque espero tener muchas historias que contar, cargadas de contenido de calidad.

En el próximo artículo os contaré los elementos e ingredientes fundamentales para crear una gran historia que cautive, que enamore y que, definitivamente, enganche a nuestros usuarios y consumidores.

No dejéis nunca de vivir, porque entonces dejaréis perder la oportunidad de poder contar estas historias que tanto nos identifican y nos hacen crecer.


Libro Hogar Elia Guardiola

Mi libro «HOGAR ES» está lleno de frases para pensar y motivar.

¿Quieres saber más sobre él y cómo conseguirlo? ¡Escríbeme!

Un libro de desarrollo personal para leer en los días jodidos… y en los que no. 😉


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies