fbpx

Tengo hipotiroidismo, anemia severa y me fallan los riñones 😲 

A las «cosas» hay que llamarlas por su nombre para asumirlas y poner solución a ello. Hablamos de SALUD, y aquí es más necesaria, y necesario, que nunca.

A eso se le sumó colesterol bueno demasiado alto y el malo demasiado bajo, además de falta de vitamina D, un par de ataques de ansiedad… No, no es broma.

Quizá debería hablar en pasado sobre mi salud, pero tampoco. Porque hay cosas que se quedarán para siempre, y las hay que me ha tocado poner remedio a ello para seguir disfrutando de la vida. Y rápido, porque esta no espera a nadie, pero la salud menos aún. 😌

Vaya por delante que no quiero dar pena a nadie. No me la doy yo, menos aún quiero darla a otros. ¡Solo faltaría! 😉

Este post es para concienciar sobre el cuidado de nuestra salud, y si mi ejemplo, experiencia, situación o como queráis llamarlo, sirve para hacer pensar en la vida, en la salud y en cuán vulnerables y resilientes somos al unísono, habrá merecido la pena. 

Realidades de una jodida vida maravillosa llena de supervivencia

¿Por qué esta foto y no otra? Porque creo que es la misma imagen de lo que acabo de decir, la suma de vulnerabilidad y resiliencia a partes igual. Y sin pudor, remordimiento ni pena. Con la energía que me caracteriza y las jodidas ganas que le he puesto a la vida (casi siempre). 😊

Una vida que casi perdí con 17 años por culpa de una anorexia y posterior bulimia. Sí, estas enfermedades tienen nombre y apellido, y hay que llamarlas lo que son para poder afrontarlas. Pero de esta historia hablaré otro día. Y lloraré, lo sé, no por mí, sino por las personas que me vieron morir en vida y que son las mismas que me la regalaron de nuevo. Gràcies mama i papa. 

Hace un mes, la salud, o carencia de ella, se antepuso a todo

✅  Viernes 4 de marzo de 2022. Llamada de la doctora de una clínica privada con los resultados de los análisis. Unos análisis de sangre de control de salud como los que me hago dos veces al año. Tengo tendencia a tener anemia, por lo que los análisis son el resultado de estar tranquila. 

  • Hola Elia. Soy la Dra. X. Tenemos los resultados. ¿Por dónde empiezo? Tienes hipotiroidismo (la glándula tiroidea no te funciona bien), anemia severa (no tienes ni reservas de hierro), te falta vitamina D, el colesterol bueno alto y el malo bajo (en casa comemos sano, creedme)… 
  • ¡Ostras Dra! ¿No podía haber repartido los resultados en dos o tres personas? Yo siempre a por todo eh… 😂   (Sí, esta fue mi actitud).

Acto seguido, puse remedio a ello. Pastilla para el hipotiroidismo y pastilla del hierro cada día.

✅  Lunes 7 de marzo 2022. Visita a la Dra. de Cabecera.

  • Hola Elia. Los resultados son un poco así… además de la anemia severa, te fallan los riñones. No te trabajan bien.

Y os preguntaréis a qué se debe todo esto, a esta carencia de salud. Pues gran parte de ello, al PUTO ESTRÉS.

Así que para no extenderme en mi historia, os cuento que he estado meses trabajando entre 15 y 17 horas diarias, donde llevaba a cabo entre 5 y 7 acciones diarias entre reuniones, conferencias, entrevistas para medios, formaciones… CADA DÍA. Más el trabajo diario, claro. 😓 

Dejemos de normalizar la carencia de salud como justificación para no tomar decisiones

¿Lo peor? Que nos vamos adaptando a un ritmo frenético justificándonos que eso es LO NORMAL, que es lo que toca, que es lo que hay que hacer… Así como la anemia te va debilitando pero lo justificas con dormir poco o trabajar mucho. 

Y NO, NADA DE ESO ES NORMAL. Nos hemos habituado a normalizar los padecimientos de salud y nuestro ritmo de vida como justificación para no tomar decisiones.

Encima, a eso se le sumaron otros temas personales y un requerimiento de Hacienda. Primera vez que me llega uno. Y no es tanto por el dinero que reclaman y que puedo alegar (me rechazaban hasta el pago de los Autónomos), sino por el estrés y la ansiedad que conlleva la palabra HACIENDA. Y por toooooooodo el tiempo que tienes que perder buscando facturas, demostrando, alegando, recabando…

Esto último fue la gota que derramó el vaso de la salud que ya no tenía. Noches sin dormir, ataques de ansiedad, lágrimas y un sinfín de emociones y sensaciones que no deseo a nadie. Lo sé, «Elia, no te lo tomes tan personal». A una persona PAS, no le digas que no se tome las cosas a modo personal y que no le dé vueltas a las cosas. 😉

Así que el resumen de todo esto, es que empecé a beber mucha agua, a medicarme, a bajar las horas de trabajo, a hacer solo 2 acciones diarias de las antes mencionadas, a tomarme las cosas con más calma y a asumir (otra vez) que vida solo hay una, y esta no espera a nadie.

MORALEJA DE LA HISTORIA. Morir en vida no es salud

El ser humano es tonto de tan inteligente que es. No nos damos cuenta de la importancia de la salud hasta que la estamos perdiendo y ella nos hace perder la vida. Morir en vida no es vivir. 

Recuerda no normalizar tu estrés y malestar como justificación a no tomar la decisión de cuidarte. 😘   

Ah, Y NO SOMOS SUPER WOMEN ni SUPER MEN, esto es una puta falacia de la sociedad en la que vivimos.

Por cierto, un mes después de tomar maravillosas y sanas decisiones, me siento GENIAL. He aprendido a ponerme en primer lugar.

Feliz Día Mundial de la Salud… cada jodido día. 💛


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies